Skip to content

NUESTRO CONSULTORIO = NUESTRO SALON DE VENTAS

28 junio, 2010
 

   

Deberíamos detenernos a pensar que es lo que perciben nuestros clientes de nosotros y de nuestro entorno de trabajo.   
Primero tratemos de comprender que el consultorio o clínica dental es al odontólogo lo que la fábrica es al productor, el atelier al artista, el escenario al actor, o la vidriera al comercio.   
Es el lugar donde se crea y donde demostramos todo nuestro potencial como profesionales. El mismo debe cumplir con mínimos requisitos desde el punto de vista de los espacios, ambientes y comodidades que nos permitan desenvolvernos con soltura y pasar largas jornadas compartiendo todo lo que nos pasa con colegas, auxiliares, secretarias y, por sobre todo, pacientes.   

Motivo por el cual debemos crear un lugar donde sentirnos cómodos al trabajar, y para eso es preciso estudiar los movimientos y circulación del personal y los concurrentes dentro de cada ambiente, para de esta forma asignar la cantidad de metros cuadrados y comodidades necesarios a cada sector. Ésto acarrea mejor rendimiento del personal y una mayor predisposición al trabajo.    

Ahora bien, pensemos en los pacientes, como se sienten cuando llegan al lugar, cuando están en la sala de espera, cuando los atiende la secretaria, cuando pasan al sanitario, y cuando se sientan en el sillón dental.   

Cada instante que el cliente pasa dentro de nuestras instalaciones recibe mensajes y sensaciones, que le van formando una opinión del profesional, de sus colaboradores, y del servicio que está por recibir. Estos mensajes pueden estar librados al azar, como en la gran mayoría de los casos, pero lo inteligente sería que le lleguen mensajes intencionados de nuestra parte, y que dejen en su inconsciente sensaciones afín con nuestros objetivos.   

Para eso debemos definir primero objetivos relacionados con nuestras expectativas de largo plazo. Por ejemplo:    

  • quisiéramos que los pacientes hablen bien de la tecnología que aplicamos en nuestra práctica.
  • quisiéramos que sientan que somos profesionales capaces / capacitados.
  • quisiéramos que NO se lleven un recuerdo de una experiencia traumática.
  • quisiéramos que se sientan cómodos y a gusto.
  • quisiéramos que perciban una sensación de Higiene del lugar y del instrumental.
  • Etc, etc, etc.

Para lograr esos objetivos, o los que Ud. defina, debemos pensar cada detalle que genere una sensación en alguno de sus 5 sentidos. Desde el aroma del ambiente, la música, los colores, la decoración, la vestimenta del personal, la iluminación, y hasta lo que se puede o no hablar delante del paciente, debe estar pensado y premeditado.   

Solo de ésta manera podemos lograr que los pacientes vivan una experiencia relajada y placentera, que les genere la menor resistencia posible al momento de volver en su próximo turno, o bien que incentive a recomendarnos a sus allegados.    

Demás está decir que el producto en sí (el tratamiento en nuestro caso) debe ser de buena calidad y cubrir las expectativas que el cliente espera. O sea, si fuimos a comprar un televisor a una casa de electrodomésticos y nos atendieron de maravillas, no tuvimos que esperar, nos convidaron un cafesito, el vendedor era muy amable y nos explicó muy bien las bondades del producto, llevaron el televisor y lo pusieron en el baúl de nuestro coche, pero…. el aparato se rompió a los 3 días de tenerlo en casa, de nada sirvió el esmero que puso ese comercio para con nosotros.   

Las empresas gastan fortunas en estudios de marketing que les den pautas de como crear ambientes amigables que generen una buena experiencia de compra, e inciten a volver o a recomendar sus puntos de venta. No podemos ignorar estos detalles y creer que lo único que importa es ser un buen Odontólogo. 

Debemos pensar que está lleno de buenos odontólogos y entonces deberíamos esmerarnos en diferenciarnos, y en cuidar y conservar a los clientes que nos eligieron.  

 Como dijo mi padre una vez, cuando me estaba cambiando para un evento importante al que tenía que concurrir… No solo hay que ser… también hay que parecer !!!   

Hasta la próxima amigos…   

para Marketing Dental   

Federico Rocasalva   

One Comment
  1. Felicitaciones!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: